Condiciones para el empleo de la Legión Cóndor

30 Mayo, 2017 at 8:30 am

Ángel Viñas

Este es un documento muy notorio. En general se le glosa. Aquí se reproduce con exactitud. Toda serie de posts que quiera abordar el tema de las responsabilidades implicadas en el bombardeo y destrucción de la villa foral ha de incluir el, por así decir, acta de bautismo de la Legión Cóndor. Adelanto ya, porque quien avisa no es traidor, que la cadena de mando inscrita en el presente documento siguió teniendo validez el 26 de abril de 1937. Es una tesis que ha sido “contestada” desde que los historiadores pro-franquistas no pudieron evitar tener que reconocer que había habido un bombardeo nazi. No lo hicieron por gusto, pero incluso ellos tuvieron que rendirse a la evidencia que dio a conocer un historiador militar alemán, el entonces comandante de la Luftwaffe Klaus A. Maier, precisamente en el año en que murió Franco.

 

No. 113

El ministro de Asuntos Exteriores von Neurath al embajador von Hassell

Berlín, 30 de octubre de 1936

Querido Hassell,

Te adjunto copia de las instrucciones que ha firmado hoy mismo el ministro de la Guerra tras consultar conmigo y con el almirante Canaris, ya regresado a España, y con el general de división Sperrle, que mañana viaja también a España vía Roma.

En respuesta a tu telegrama nº 229 quisiera observar  que seguimos en lo posible con la idea de proceder al reconocimiento del Gobierno de Burgos tan pronto tenga lugar la toma de Madrid. No nos parece conveniente enviar antes a Burgos “delegados” o  “agentes”. Entre otros motivos porque lo hiciéramos el general Franco podría verse alentado a proseguir sus tácticas dilatorias. Así pues comunicaremos a Attolico [embajador italiano en Berlín] cuando venga a vernos que mantenemos el acuerdo de proceder al reconocimiento conjunto de Franco una vez caiga Madrid y que, inmediatamente después, también enviaremos un encargado de negocios ante el gobierno de Burgos. Al mismo tiempo romperemos las relaciones con el hasta ahora Gobierno de España, retiraremos nuestra embajada de Alicante y comunicaremos a la española en Berlín que su actividad ha terminado. Esta forma proceder es más que obvia y nunca hemos pretendido otra cosa.

Con mis más cordiales saludos

Tuyo

Neurath

Anexo

Berlín, 30 de octubre de 1936

Instrucciones

Para almirante Canaris

general de división Sperrle

Asuntos Exteriores (para Roma)

Con el ruego de proceder a ejecución conforme

Es absolutamente preciso defender el siguiente punto de vista ante el general Franco:

1 El Gobierno alemán considera, en atención al previsible reforzamiento de la ayuda rusa a los rojos, que el tipo de combate seguido hasta ahora por los blancos tanto en tierra como en el aire no garantiza el éxito. De continuar tal comportamiento dilatorio por muy metódico que sea  (el no aprovechamiento de la por el momento favorable situación en tierra y aire y la dispersión en la utilización del arma aérea) se pondría en riesgo lo hasta ahora conseguido.

La rápida toma de Madrid es de la mayor importancia desde el punto de vista político porque, en tal caso, tendrá lugar el reconocimiento por parte de Alemania e Italia del gobierno blanco. Con ello se sentarán las bases para adoptar medidas de apoyo mucho más amplias.

2 La premisa para un mayor apoyo de la fuerza aérea es la siguiente:

  1. El mando de las unidades alemanas en España debe corresponder al comandante en jefe alemán. El será el único asesor del general Franco en relación con el cuerpo aéreo alemán y solo responderá ante él personalmente por todas las medidas que adopte. Hacia el exterior se mantendrá la dirección española.
  2. Incorporación de todas las unidades alemanas que hoy se encuentran en España (aviación, antiaéreas, comunicaciones y servicios correspondientes) a la fuerza aérea por formar según el apartado a).
  3. Protección de las bases aéreas alemanas por medio de fuerzas de tierra suficientes y que serán reforzadas en caso necesario.
  4. Conducción más activa y mejor planificada de la guerra en las operaciones de tierra y aire. Todas ellas al servicio de la rápida captura de los puertos más significativos para los refuerzos rusos.

3 En el supuesto de que el general Franco acepte sin reserva las condiciones anteriores, se considerará continuar movilizando más ayuda alemana.

Véase anexo

Anexo a las instrucciones

Por parte alemana se piensa enviar las siguientes unidades militares:

Un grupo de bombarderos

Un grupo de cazas

Una escuadrón de aviones de reconocimiento lejano

Una escuadrilla de aviones de reconocimiento próximo

Dos compañías de comunicaciones

Dos compañías de servicios

Tres baterías antiaéreas pesadas

Dos pelotones con proyectores

Fuente: Akten zur Deutschen Auswärtigen Politik, tomo III, Deutschland und der Spanische Bürgerkrieg, Imprimerie Nationale, Baden-Baden, 1951, pp. 106s.

El comentario correspondiente se efectuará en el próximo post.